La vida. La cima más importante

2016-2017. 

El proyecto WOPEAK finaliza 7 años después de su comienzo; y lo hace con el rescate del alpinista Valerio Annovazzi como octava etapa.

En 2016 Alberto, Juan y Mikel decidieron que el octavo paso sería en los Gasherbrum. No pudo ser, por el estado de la nieve en las rutas elegidas. En 2017 lo intentarían de nuevo. La aclimatación fue muy rápida pero la gran acumulación de nieve y la meteorología volvían a complicarse en Karakorum.

Comenzaron los intentos de ataque a cima. El nivel de compromiso era muy alto en la ruta, pero fue la meteorología la que hizo desistir a la cordada del intento tras dar todo lo que tenían dentro. El nivel de riesgo era excesivo. Bajaban a campo base con mucho “bajonazo”.

Y entonces la llamada que se entrecortaba de Juan. “Mikel, tenemos que restablecer el teléfono satélite de mano” “Os pasa algo? Estáis bien?” ”Salimos para arriba, hay una persona en dificultades en Campo3 de la vía normal del GII”. Después días de enorme tensión. La llamada desde el Campo 3. “Mikel está vivo! Le bajamos a campo2” y el final feliz del día siguiente cuando consiguieron bajar a Valerio Annovazzi al campo base de los Gasherbrum.

Esa es la cima en la que creemos desde The Walk On Project y el fundamento de fondo de WOPEAK. No hay cima más importante: La Vida; el propio camino. No hay reto más importante que hacerlo con autenticidad, tratando de ser fieles a tus valores, reconociendo tus limitaciones y errores, aprendiendo de ellos y superándolos. La vida como principal compromiso. Compromiso con la propia vida y con la que está en nuestras manos salvar.

Estaba claro. No había cima más alta. WOPeak debía finalizar ahí; en ese campo base de los Gasherbrum repleto de sonrisas entre el agotamiento; repleto de vida.

Y así termina este viaje; como comenzó: Dando vida cuando apenas había esperanza. Gracias a tantos y tantos que habéis hecho posible esta larga etapa. Habilitando y haciendo posible que el camino siga. Termina comenzando a andar nuevos caminos.

“Porque la vida es un ciclo que no acaba; nos ponemos en marcha”