Por fin. Tras varias semanas sin poder sonreír, mi hijo, el capitán, lo ha hecho. Ha sido tras una tarde con él escuchando a la que, sin duda es mi principal influencia. A él también le gusta mucho.

Le he cantado “Sueña” de nuestro anterior disco y que tiene un aire muy parecido a Sweet Jane. Y ése ha sido el momento en el que ha surgido en su cara esa sonrisa que alimenta. Decidido. Sueña sonará en nuestros conciertos empezando en el del día 15 de febrero

No sé si habrá sido por él o si simplemente había llegado el momento. En cualquier caso, gracias por tanto y por todo, querido Lou Reed.

© Mikel Renteria. Año 2020