WOP Challenge: nuevo reto deportivo de WOP con 212 atletas

Después de finalizar en 2017 el proyecto alpinístico WOPeak tras 7 años de andadura (“Al 8.000 en 8 pasos” con Iñurrategi, Vallejo y Zabalza) y tras participar en la última Vendée Globe (en el barco de Didac Costa), ahora WOP se plantea el siguiente reto para el próximo 22 de septiembre: “Trataremos de batir los récords del mundo de maratón de hombres y de mujeres, a relevos de 400 metros, en plena Gran Vía bilbaína”. Así lo ha anunciado Mikel Renteria, director de WOP, esta mañana en rueda de prensa.

Se trata de una iniciativa que aúna la excelencia deportiva con un trasfondo de valores. “WOP Challenge, que así se denomina el reto, representa muy bien los valores que nos mueven en la fundación como el esfuerzo, el compromiso, la superación, el trabajo en equipo, la determinación ante la incertidumbre”, declara Renteria.

Un reto cargado de incertidumbre
El récord del mundo en hombres está en poder desde 2014 en Berlín del keniata Dennis Kimetto (2 horas, 2 minutos y 57 segundos) y el de mujeres lo tiene la también keniata Mary Keitany desde 2017 en Londres (2 horas, 17 minutos y 01 segundos). Para conseguir superar el reto, se deberán conformar en los próximos meses los dos equipos de 106 mujeres y 106 hombres que realicen los relevos de 400 metros cada uno, para cubrir con los 42 kilómetros y 195 metros de la maratón por debajo de los tiempos de Keitany y Kimetto respectivamente. Los capitanes de los equipos serán Imanol Loizaga y Begoña Beristain.

IMG_7862

“El reto es muy complicado. Los tiempos medios que tienen que hacer los relevistas masculinos para lograrlo es de 70 segundos el 400, y de 77 segundos en el caso de las mujeres. Tenemos un desafío importante para conformar los equipos”, apunta Loizaga. “Sí, hay atletas de nuestro entorno capaces de bajar de esos tiempos de 400 metros y distancias mucho más largas. Pero el verdadero reto va a estar en conseguir un equipo de 106 relevistas mujeres y 106 hombres que hagan, como equipo, tiempos totales menores a los de los récords”, confiesa Beristain.

La complicación es aún mayor ya que, de acuerdo con las declaraciones de Mikel Renteria, los equipos estarán formados bajo criterios técnicos, pero también habrá otros requisitos como que “los atletas deberán de ser de nuestro entorno geográfico cercano (no vamos a hacer “fichajes”) e incluirá aspectos de integración de personas con capacidades especiales”. “Será complicado, pero precisamente ahí está ‘la gracia’ del asunto; en que existirá la incertidumbre de si lo conseguiremos o no, probablemente hasta los últimos relevos”.

De acuerdo con los organizadores, el evento servirá, así mismo, para poner en valor “lo impresionante de los tiempos de los récords y la enorme gesta que suponen, al tiempo que esperamos potenciar y socializar el atletismo y su práctica”. El reto cuenta con el apoyo, entre otros, de la Federación Vizcaína de Atletismo (representada en la rueda de prensa por su presidente Miguel Ángel Munitxa).

IMG_7873

Circuito en el mismo corazón de la Villa bilbaína
El reto se celebrará en un circuito urbano de 400 metros en la Gran Vía de Bilbao, con uno de sus extremos en la Plaza Moyúa. Tanto las distancias como los tiempos serán homologados bajo la supervisión de jueces profesionales. Habrá un programa de TV vía streaming, pantallas gigantes, speakers y, como cabía esperar en cualquiera de las iniciativas de WOP, música en directo. Unos ingredientes que aderezarán y darán forma a un evento en pleno corazón de la Villa de Bilbao en un 2018 lleno de acontecimientos de impacto internacional.

Posicionamiento de WOP en el mundo de los valores del deporte
Este WOP Challenge 2018, como se denomina el reto, es la continuidad del proyecto de alpinismo de la fundación con nombre WOPeak “Llegaremos al 8.000 en 8 pasos llevando la bandera WOP”. Tras un arranque en el Gorbeia en 2010 como primera etapa, el final en 2017 fue el mejor posible y nunca soñado cuando la cordada WOP entre los años 2014 y 2017 (Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza) salvó la vida en el Gasherbrum II al alpinista italiano Valerio Annovazzi. “La vida es la cumbre más importante”, quedó como mensaje en un rescate con gran impacto internacional y por el que los alpinistas recibieron diferentes e importantes reconocimientos. En el camino de WOPeak también se produjeron dos documentales, se recibieron dos premios a las mejores actividades de himalayismo por parte de la FEDME dos años consecutivos y una nominación a los Piolets D’or.

Asimismo, en 2016, WOP decidió apoyar al navegante barcelonés Didac Costa para hacer posible que participara en la Vendée Globe. La historia de Didac representaba un ejemplo paradigmático de superación y determinación ante las enormes dificultades para montar el equipo, conseguir un barco, en medio de grandes penurias económicas y superar tremendas dificultades compitiendo contra equipos de presupuestos millonarios. Didac consiguió completar en febrero de 2017 la Vendée tras dar la vuelta al mundo en solitario ondeando en la vela mayor a WOP. Didac Costa se convirtió en una de las historias más emocionantes de la edición de la regata en solitario más dura.

Además, y desde hace 4 años, WOP entrega en el marco del Bilbao MendiFilm Festival el premio Fundación WOP a la defensa de los valores del alpinismo que han recibido personalidades tan destacadas como Josep Manuel Anglada, Sir Chris Bonington o Peter Habeler en los últimos años.

“En WOP entendemos el deporte como una escuela de vida en la que el compromiso, la tenacidad, el compañerismo y la superación encuentran su máxima expresión. Esos valores nos mueven, son los que están en el corazón de WOP y de nuestra batalla contra las enfermedades neurodegenerativas. Paso a paso, sin descanso”, apostilla Mikel Renteria, director de WOP.

imágen-inicio_challenge2018-1024x599-01